David J. Skinner

lunes, 10 de junio de 2013

¿Plural o singular?


Sin lugar a dudas, cuando consultamos la concordancia gramatical entre distintos elementos de una oración (podéis ver el texto AQUÍ), en el diccionario panhispánico de dudas, podemos alucinar en colores. Así que vamos a ver si puedo poner algunos ejemplos que creo resultarán útiles.

La Real Academia, en ocasiones (yo diría que en muchas), da unas explicaciones que pasan de ser aclaratorias para convertirse en una ingente cantidad de texto con menos atractivo literario que las páginas amarillas. Vamos, que no hay quien se las trague.


“El médico y el policía no se ponían de acuerdo”.

raeEsta es sencilla. Tenemos dos sujetos (médico y policía), y el verbo se conjuga en plural. Vamos con otro ejemplo algo más complicado.

“La fruta y el pan estaban PODRIDOS”.

Y lo pongo en mayúsculas para que quede claro. Cuando los sustantivos son singulares y de distinto género, se usaría el plural masculino. En este caso, y aunque “fruta” sea femenino, el adjetivo sería “podridos”.

“El actor principal y el director estaban cansados de esperar”.

“El actor principal y director estaba cansado de esperar”.

En la primera frase repetimos algo similar al primer ejemplo, el del médico y el policía. La segunda, sin embargo, aun contando con dos sustantivos, habla siempre de la misma persona. Por consiguiente, el resto de la frase será en singular.

De la misma forma, si la frase fuera:

“El actor principal o el director sabrán qué hacer”.

Vemos que, de nuevo, el verbo está el plural. No siempre que encontremos sustantivos separados con esta conjunción ocurrirá lo mismo, pero esto no debería plantear ningún problema, como veremos a continuación.

“La pelota o esférico tocó la portería sin que el portero pudiese reaccionar”.

“Pelota” y “esférico” se refieren al mismo objeto, así que no hay una pluralidad en la frase. Por consiguiente, el verbo irá en singular.

Y sí, como siempre, vamos a liar un poco más las cosas. Cuando nos encontramos con que el adjetivo está antes de los sustantivos, la cosa cambia.

“La larga barba y pelo del viejo se movían con el viento”.

El viejo tiene larga la barba y largo el pelo, y ambos se movían con el viento. El adjetivo, al anteponerse a los sustantivos, coge el género y el número del primero (en este caso, “barba”), mientras que el verbo se usa en plurar (“movían”). Sí, esto ya es rizar el rizo, lo sé; pero siempre es mejor tener en cuenta estas cosas, por si las moscas.

Eso es todo por hoy. Si os parece útil, levantad el pulgar ;-)