David J. Skinner

jueves, 18 de abril de 2013

Reseña - Madera podrida con un clavo oxidado

Un nombre peculiar, ¿no es cierto? Tras él encontraremos casi 250 páginas repletas de gangsters, bellas mujeres, actores de Hollywood y nazis, todo ello aderezado con el "glamour" de la América de los años 40.

En Madera podrida con un clavo oxidado, de José Luis Ordóñez, seguiremos a James McGinty, un asesino a sueldo irlandés afincado en Nueva York. Si tenemos en cuenta que McGinty es  el "bueno"... ¿os imagináis cómo pueden ser los malos? Pues sí; muy, muy malos.

Novela negra con mucho diálogo --y muchos tiros--, que seguro hará las delicias de los lectores habituales de este género. Sin entrar en detalles sobre el argumento, pues las sorpresas en él son uno de los puntos fuertes, puedo adelantar que no faltarán muertes violentas, fiestas desenfrenadas e incluso alguna que otra representación cinematográfica (aunque el protagonista no es muy dado al cine).

Sin lugar a dudas, esta obra no podía menos que ser accésit en el II Premio Wilkie Collins de Novela Negra (próximamente os hablaré de la obra ganadora, que también la tengo en la lista de inminentes lecturas).

Muy recomendada para amantes de la novela negra, del cine negro y/o de las lecturas trepidantes.
(Pinchando en cualquiera de las imágenes accederéis a la página de la novela, http://www.mareditor.com/narrativa/MaderaPodrida.html,donde encontraréis mucha más información)